El gobernante de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció este jueves que los trabajadores públicos comenzarán a cobrar semanalmente sus salarios, como una medida para hacer frente a la crisis económica que vive el país.